miércoles, 14 de noviembre de 2012

Galletas de mantequilla

Las galletas de mantequilla me traen recuerdos de la niñez. Esas cajas redondas y azules que luego servían para guardar retales, hilos, secretos y tesoros pequeños, de esos que solo las niñas saben su verdadero valor y que al rescatarlos, al cabo de los años, te arrancan una sonrisa.

Esas son precisamente las que sigo horneando, las que más éxito tienen y las que les pirran a mis hijos.

Y así de sencillas, sin más adorno, son la compañía perfecta a un buen café.






2 comentarios:

  1. Doy fe de lo DELICIOSAS que están esas galletas!

    ResponderEliminar
  2. No dudes que la próxima vez que nos veamos te llevaré más!!

    ResponderEliminar

Me encanta recibir tus comentarios. Mil gracias por dejarlos.

Besitos,

Lourdes